LIBRE XXI – Reducción de la pobreza

El Gobierno central debe liderar las políticas de protección social, pero debe hacerse de manera coordinada con las gobernaciones y los municipios.

Crear redes de protección social, es fundamental para la lucha contra la pobreza, reducir
la desigualdad y promover un desarrollo inclusivo, es por eso que esta será una prioridad en nuestro gobierno.

FPV – Reducción de la pobreza

Se dará atención a poblaciones rurales a través de programas adecuados a sus costumbres culturales y necesidades, generar políticas sociales de inclusión. También se quiere promover la inversión en agricultura como la forma más eficaz para sacar a las personas de la pobreza en areas rurales.
Se propiciará un equilibrio entre la protección a la persona humana y la inversión en desarrollo para vencer la pobreza con puestos de trabajo e impuestos que favorezcan la educación, salud y desarrollo integral de Bolivia.

CREEMOS – Reducción de la pobreza

Se propone la creación, a partir del año 2021, del Fondo de Desarrollo Territorial (FDT), sobre la base de los existentes Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), Fondo de Inversión Productiva y Social (FPS) y otros entes públicos que otorguen financiamiento a las regiones, para que se alcance la cohesión social del país mediante el financiamiento a proyectos de inversión social y productiva en departamentos y municipios de menor desarrollo relativo y la otorgación de créditos a los que tengan mayores niveles de desarrollo.

CC – Reducción de la pobreza

Se propone erradicar la pobreza en todas sus dimensiones. Se construirá una plataforma de servicios a nivel de hogar y servicios a nivel de barrios. También se brindarán servicios en áreas rurales de los departamentos y áreas periurbanas.

MAS – Reducción de la pobreza

La pobreza extrema disminuyó de 38,2% a 15,2% entre 2005 y 2018, contrayéndose en 23
puntos porcentuales (pp). Así, Bolivia presenta el nivel más bajo desde que el indicador es registrado
en el país, posicionándose como la economía con la mayor reducción entre los países de América del
Sur. De igual forma, la pobreza moderada disminuyó de 60,6% en 2005 a 34,6% en 2018, es decir,
26,0 pp menos.El objetivo es llegar al 2025 con una pobreza extrema de 5%, se darán programas orientados a jóvenes y mujeres, creación de políticas públicas focalizadas, mejores condiciones para pequeños y medianos productores, políticas de protección social para: familias rurales dedicadas a la agricultura, para personas con capacidades diferentes