PAN BOL – Industria extractiva

Se propone una nueva Ley de Minería, acorde con la realidad y necesidades del sector y en consenso con todos los actores mineros productivos, para generar recursos, trabajo e industrias, además de perfilarse como el principal sector exportador. Esta nueva normativa debe también incorporar ventajas impositivas.

LIBRE XXI – Industria extractiva

Se propone eliminar los costos recuperables (en la actualidad YPFB debe devolver a las empresas petroleras los gastos que efectúan), por varios motivos: Vulneran el espíritu de la Ley de Hidrocarburos, No es trasparente y por tanto incentiva la corrupción, El Estado no puede hacerse cargo de los gastos que las empresas realizan (¿a qué otro sector se le devuelven sus gastos?). Las empresas deben financiar sus gastos. Se va realizar una auditoría completa para que el pueblo sepa que gastos las empresas se han hecho pagar con YPFB.
➢ Se trabajará en abrir mercados y construir gasoductos, como se hizo en el pasado, de esa manera las inversiones vendrán al país.
➢ Los contratos y el sistema tributario debe ser transparente, con licitaciones públicas y sin negociaciones en cuartos oscuros.
➢ Los impuestos deben depender de volúmenes y precios, de forma transparente.
➢ Se continuará con el impulso a los biocombustibles, como una forma de generar energía renovable.

FPV – Industria extractiva

Se dará apoyo a pequeños y medianos mineros, dentro de la legalidad y ayudando con créditos.
En el campo de los hidrocarburos se debe impulsar la exploración de gas y petróleo, promover el desarrollo de inversiones privadas en hidrocarburos, para generar desarrollo y mas empleos.

CREEMOS – Industria extractiva

Es necesario generar las condiciones para aumentar los trabajos de exploración minera, para lo que se pueden viabilizar incentivos fiscales a las explotaciones existentes. Además, se propone la creación de otros incentivos a la exploración minera, como forma de atracción de inversiones al sector y de incorporar nuevas áreas productivas que remplacen el agotamiento de los yacimientos en actual explotación, permitiendo la acreditación de estos gastos como pago del Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE) hasta un determinado porcentaje y acreditable en varios ejercicios futuros.

En el caso de los hidrocarburos, Se propone realizar gestiones, a través del Ministerio de Hidrocarburos y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), para suscribir contratos de suministro de gas natural a operadores privados que se encuentren en el área de influencia del trayecto de los gasoductos de exportación existentes, o incluso de lograr que la empresa estatal pueda realizar la distribución de gas natural en algunas localidades de estos países.
Se propone trabajar activamente en la apertura de nuevos mercados para la exportación de gas natural, tanto en la región como en ultramar utilizando las facilidades existentes en Argentina y Perú, para monetizar las actuales y futuras reservas de gas natural de Bolivia para que contribuyan al desarrollo nacional.
Se propone concentrar los recursos de inversión de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y sus Subsidiarias en la ejecución de perforación de pozos exploratorios en zonas donde la información establezca mayores posibilidades de encontrar hidrocarburos, durante los próximos tres (3) años, esto es hasta el 2023.
Se propone gestionar la participación de la inversión extranjera, a través de empresas privadas, en toda la cadena de hidrocarburos de Bolivia, a través de diferentes formas de asociación o de ejecución directa, con el fin de mejorar el desempeño y los resultados del sector.

ADN – Industria extractiva

En el ámbito de la minería se buscará precautelar los derechos del Estado y de la inversión privada, garantizando niveles apropiados de productividad.
Respecto a la política hisrocarburífera, se implementarán medidas que garantice el suministro interno, así como la industrialización, competitividad y eficiencia. Se revisará la legislación sobre hidrocarburos y mineria para alcanzar el mayor nivel de productividad.

CC – Industria extractiva

Se elaborará una estrategia nacional para el sector minero y metalúrgico, en coordinación con todos los actores del sector, para una reorientación en función de la demanda global de minerales, las reservas y depósitos de los diferentes minerales que tiene el país y las posibilidades de industrialización en el mediano y largo plazo, estableciendo responsabilidades y derechos de todos los actores involucrados (gobierno, empresas, cooperativas, gobierno, sociedad).
Se quiere convertir Comibol en una corporación competitiva y eficiente a cargo de un equipo gerencial y técnico institucionalizado de alto nivel. Se realizará un censo sobre las cooperativas mineras, con el fin de diseñar políticas de apoyo técnico y gestión socio ambiental. Se avanzará progresivamente hacia una política de exportación minera con valor agregado gracias a tecnologías de punta más eficientes y con significativas reducciones de contaminación. Se incentivará la “minería responsable”. En la evaluación de los proyectos, se incluirán los costos socioambientales para evitar inversiones que nos dejen más pérdidas (pasivos socioambientales) que beneficios.
Se propone un programa de estudios de pre-inversión e inversión en la denominada “nueva” minería, o «minería responsable” que complementa la industria de los autos eléctricos y otros medios de transporte, priorizando proyectos de litio, cobre, cobalto, tierras raras, e insumos que son utilizados en la industria de la cadena de valor de las baterías Ion Litio. Se pondrán en marcha políticas para que las empresas mineras desarrollen sus procesos extractivos con responsabilidad social y minimizando los impactos negativos al medio ambiente; creando soluciones innovadoras que permitan disminuir el consumo de agua, energía y reduciendo emisiones contaminantes.
Se convocará a un pacto productivo para diseñar de modo conjunto (gobierno central, regional y local, empresas, sector privado y población) una Estrategia Nacional de la Industria del Litio, que oriente al país sobre el verdadero potencial de esta industria, industrializando este recurso con tecnologías apropiadas que agreguen valor y minimicen los impactos ambientales sobre el entorno.
En el caso de los hidrocarburos, se aplicarán incentivos, políticas y normativa relacionadas con la tecnología, la infraestructura, la educación y el control de la contaminación dirigidas a la sustitución adecuada de energéticos y a la promoción de la eficiencia energética en toda la cadena del sector de hidrocarburos y el consumo final de combustibles fósiles, principalmente por el transporte.
Se unificarán los ministerios de Hidrocarburos y Energía para responder a las necesidades de una estrategia energética coherente y orientada hacia la indispensable transición. Se crearán las condiciones para que el sector hidrocarburos pueda garantizar la autarquía nacional (cuando un Estado se abastece de sus propios productos) energética en el mediano plazo; preservar la generación de divisas y recursos fiscales en tanto se desarrollen otras fuentes; y mantener el acceso equitativo para los sectores sociales de menores recursos al consumo de combustibles.
En el marco del horizonte establecido por la transición energética, se desarrollará un régimen fiscal progresivo que considere las características técnicas y el tamaño de los reservorios, así como los niveles de precios sin afectar la contribución porcentual total percibida actualmente o mejorándola. También se transparentará la información y se evaluará la viabilidad técnica, financiera, económica y ambiental de los proyectos de industrialización de hidrocarburos para determinar lo que más le conviene al país.
Se participará, de manera eficiente y competitiva, en el mercado de gas de Brasil, negociando las mejores condiciones de venta de gas natural a Argentina y ampliando nuevos mercados con base a la oferta disponible y de acuerdo con los intereses nacionales.

MAS – Industria extractiva

En el ámbito de la minería, se quiere promover las Inversiones para incrementar la producción y poder ser competitivos. Un ejemplo concreto es el desafío de dar funcionalidad y dinámica a la reserva de hierro del Mutún en el departamento de Santa Cruz.
También se quiere impulsar actividades de exploración y dar continuidad a los proyectos de comercialización ya iniciados. En el caso de las exportaciones se quiere dar valor agregado a todos los minerales que se venden fuera del país.
Se propone fortalecer al sector minero, a través de alianzas estratégicas con el sector privado.
En el caso de industrias como los hidrocarburos se propone fomentar el desarrollo de la industria petroquímica, siderurgia, litio, sus derivados, todo desde una perspectiva de soberanía plena de estos recursos. Se propone apoyar las potencialidades de cada región en este ámbito y ampliar la explotación de campos, exportar gas licuado de petróleo a la Argentina, Brasil y Uruguay. También se quiere impulsar la industria y exportación de urea a los países vecinos.
En este mismo sentido, se quiere ampliar la capacidad de producción a través de la ejecución y desarrollo de proyectos de explotación existentes y campos nuevos. También se quiere cubrir la demanda del mercado interno de gasolina, a través del uso de biocombustibles, sin necesidad de cambios significativos en los niveles de producción actuales.
Incrementar las reservas de gas natural, mediante inversiones realizadas en varios proyectos de explotación y perforación de pozos, conformando sociedades con empresas internacionales.