LIBRE XXI – Corrupción

Se propone cambiar la Ley de Compras, introduciendo las mejores prácticas internacionales, de manera que las compras del sector público sean competitivas (que no sean adjudicaciones directas), que sean transparentes, que faciliten el control (control social y de la contraloría). Es importante el fortalecimiento de la Contraloría, para que, en un proceso de modernización, incorpore la tecnología y realice auditorías de las compras estatales con las mejores prácticas internacionales.
También se quiere impulsar la creación de la Superintendencia de Compras, con participación de la Sociedad Civil, de manera que quien sienta que una licitación está dirigida, que un proceso ha sido amañado, que existe sobre precio, etc., tenga una instancia independiente, con participación de la sociedad civil, de manera pública y ágil, de respuesta a los reclamos y quejas.
Se espera contar con Ministerio Público y Justicia independiente y fortalecida en la lucha contra la corrupción.

FPV – Corrupción

Es prioridad, se debe sensibilizar en diferentes niveles sobre la corrupción y normas de transparencia, se debe reformar el Ministerio público y el poder judicial, normas severas anticorrupción. La Contraloría debe ser la encargada de detectar ilícitos. Combatir la corrupción aplicar la ley con ayuda de la policía, Ministerio Público, poder judicial y fortalecer el sistema penitenciario. Ningún candidato se debería presentar a elecciones con antecedentes de corrupción.
Se propone que todos los funcionarios publicos firmen un documento de compromiso con las normas de transparencia y ética.

CREEMOS – Corrupción

Se creará una Oficina Anticorrupción (OA), como organismo independiente del Órgano Ejecutivo encargado de solicitar la instalación de procesos administrativos a los funcionarios involucrados en caso de corrupción o incumplimiento de deberes de acuerdo con los informes de la Contraloría General del Estado, y de iniciar y seguir las acciones legales, en el ámbito civil y penal, a los casos identificados.
Se propone encomendar a la Oficina AntiCorrupción la tarea de revisar, en conjunto cada una de las Autoridades que ejercen atribuciones sobre los diversos sectores del país, las multas, sanciones, penalidades e intereses que se tienen vigentes en las diferentes reparticiones.

ADN – Corrupción

Es prioritaria la lucha contra la corrupción en la administración del Estado. Se garantizará el funcionamiento de una efectiva Contraloría General de la República, como institución independiente encargada de velar por el correcto uso de los recursos y bienes de la nación.

CC – Corrupción

Junto a la ciudadanía, se creará una instancia colegiada, desconcentrada del poder central y autónoma en la toma de decisiones que promuevan un plan integral de transparencia y lucha contra la corrupción en todo el país.
Se creará un observatorio que proporcione a la ciudadanía informes de conocimiento y control sobre el proceso de gestión de obras públicas, contrataciones de servicios, contrataciones laborales y otros actos administrativos.
Se creará una plataforma de conformación plural que proporcione a la ciudadanía informes de conocimiento y control sobre el proceso de gestión de obras públicas, contrataciones de servicios, contrataciones laborales y otros actos administrativos.
El observatorio también recibirá denuncias de corrupción de la ciudadanía.
Se promoverán pactos de integridad tripartitos, que generen acuerdos de principios y procedimientos, entre instancias estatales contratantes, proponentes e instancias especializadas y creíbles de la sociedad civil (que se constituyan en vigilantes y testigos).

MAS – Corrupción

Profundizar la lucha contra la corrupción en todas las entidades y empresas públicas, sin protección de ningún tipo (Mandato de “Cero Tolerancia a la corrupción”). En este sentido, la lucha contra la corrupción debe ir de la mano del fortalecimiento de la administración pública, en el marco de los principios morales del ama suwa (no robar), ama llulla (no mentir) y ama quella (no ser flojo).