CC – Seguridad

Se reconoce la labor patriótica de la Policía Boliviana por la democracia y se propone reformarla con la participación de los uniformados para darle mayor dignidad y eficiencia. La nueva política de seguridad ciudadana y la reforma integral de la Policía Boliviana serán ampliamente discutidas y consensuadas con la sociedad civil y los efecticos policiales para que respondan a un concepto amplio de seguridad, confianza, eficacia y respuesta oportuna y cualificada a los nuevos retos del siglo XXI.
Se propone realizar una auditoría técnica y académica de la Academia Nacional de Policías para llevar adelante una profunda reforma institucional que valorice el trabajo de los nuevos policías.
Se quiere garantizar mayor eficiencia y transparencia de la Policía boliviana y en consecuencia mayor seguridad a la ciudadanía, a través de la Entidad Autónoma de Probidad Pública, instancia responsable del monitoreo y control de las acciones de la Policía Boliviana en su interacción cotidiana con la ciudadanía a través de cámaras de registro en tiempo real de los operativos.
Es imprescindible que el Estado pueda garantizar el cumplimiento de los derechos constitucionales de las personas privadas de libertad. El hacinamiento y la captura de las cárceles por mafias organizadas, deben ser solucionados a la brevedad posible. La gestión debe ser compartida por la Policía, la Defensoría del Pueblo y la Justicia, a fin de suprimir la ilegalidad y la injusticia que se ha apoderado del régimen penitenciario.