Narcotráfico – CC

Cero tolerancia a la influencia del narcotráfico en el Estado. Se revertirá la penetración del narcotráfico en toda esfera del Estado, de la sociedad y, especialmente, en las reparticiones policiales, fiscales y judiciales.

CC – Desarrollo agropecuario

En el sector agropecuario, se promoverán complejos agro productivos sostenibles, con altos niveles de productividad (volumen/unidad de producción), orientados a brindar, ante todo, seguridad alimentaria al país, y generar excedentes para la exportación, en armonía con las condiciones ecológicas de la región y atendiendo al uso responsable de los recursos naturales. Se incentivará la transición de la agricultura tradicional y depredadora hacia la agroindustria moderna, responsable y sostenible, desde el altiplano, los valles y hasta el trópico, con el objetivo de generar mayor valor agregado para el sector. Como parte de esta propuesta, se formarán nuevas alianzas estratégicas entre el sector público y privado para incrementar los volúmenes de producción de bienes con mayor jerarquía en la cadena productiva. Implementaremos un nuevo modelo de investigación, transferencia tecnológica, sistema de “big data” y de uso de energías renovables para el desarrollo agropecuario y forestal con inversiones público-privadas equivalentes o mayor al 1% del PIB agropecuario.
Se proponen parques eco agroindustriales orientados al desarrollo de complejos agro productivos estratégicos para el eslabonamiento de las cadenas productivas desde los insumos agrícolas, equipos y maquinarias, hasta productos finales con valor agregado.
Se propone el desarrollo de un sector forestal sustentable y económicamente rentable, aumentando la superficie bajo manejo integral del bosque e incrementando la superficie con plantaciones forestales industriales en áreas deforestadas. Se aplicará un sistema de concesiones forestales mejorado, diversificando a los usuarios del bosque (comunidades indígenas, usuarios locales, empresas) y garantizando su regeneración natural. Además, se implementará la certificación forestal para garantizar el manejo del bosque y proteger la cadena de custodia de la madera.
Se promoverán y potenciarán las alternativas productivas sostenibles en la Amazonia boliviana libre de deforestación, como parte integral de los programas de transformación de las regiones, prestando especial atención a la consolidación de la producción y exportación de castaña, cacao, palmeras nativas, ganadería sostenible y la reactivación de la goma bajo técnicas locales y sostenibles de recolección y con participación de todos los actores productivos amazónicos, con pleno respeto a los derechos indígenas.
Se revisarán y modificarán las normativas agrarias y ambientales que permiten el desmonte irracional, la deforestación descontrolada y el tráfico de tierras y recursos maderables. Ante el creciente riesgo de reiteración de incendios forestales devastadores, como el desastre de la Chiquitanía, se pondrá en marcha un plan integral de manejo de incendios forestales, creando mecanismos de alerta temprana, cuerpos de bomberos forestales, sistemas de monitoreo y reacción inmediata y otros para la protección de los bosques y la prevención de desastres naturales.
Se despolitizará la elaboración, la implementación y el monitoreo del Plan de Uso de Suelos para recuperar su carácter de instrumento técnico para el cuidado de los recursos naturales y adopción de opciones de uso del suelo según las potencialidades y limitación de cada región y ecosistema.
Bajo el principio de precaución y el de bioseguridad se creará el Instituto Boliviano de Biotecnología, órgano científico que conducirá y articulará, con los actores relacionados, investigaciones soberanas de aplicación de la biotecnología a la agricultura, así como los análisis de sus impactos sobre la salud y el medio ambiente.
Se apoyará la producción de combustibles de origen agrario con alta productividad y óptimas condiciones competitivas. Dicha producción estará enmarcada en nuestra política de transición energética y los compromisos internacionales como el Acuerdo de París y el cuidado de la naturaleza
Se desarrollará la agroecología entre los medianos y pequeños agricultores, mediante las siguientes medidas: i) Restablecer las instituciones de apoyo para el sector mediante la Unidad de Coordinación del Consejo Nacional de Producción Ecológica (UC-CNAPE) y los Sistemas Participativos de Garantía (SPGs), de modo que sean éstos, y no el gobierno, los que certifiquen el carácter orgánico de un producto; ir) Concentrar la agroecología en municipios seleccionados; iii) Proteger los productos orgánicos mediante “denominaciones de origen” y “denominaciones geográficas controladas”; iv) Autorizar la venta de los productos orgánicos a precios libres; v) Incentivar la apertura de las plazas de mercado principales, y de áreas de venta exclusivas para productos orgánicos.
Se promoverá la asociatividad de campesinos y agricultores de productos exportables poco explotados (maca, tarwi, yacón, jamachipeque, frutos tropicales y otros); se brindará a esas asociaciones los servicios necesarios para la exportación (planeamiento de la producción, cumplimiento de estándares, registros, etc.), además del acompañamiento en el proceso de exportación.
Se devolverá el papel económico y productivo a los pequeños agricultores y ganaderos mediante medidas como; i) Nuevo catastro rural de tierras para garantizar la tenencia de la tierra y las inversiones agropecuarias; ii) Protección de los mercados campesinos ante la competencia ilegal y contrabando de alimentos: iii). Sistemas de riego tecnificado orientados al aumento de la productividad en el marco del manejo integral y sostenible de cuencas y de la adaptación al cambio climático; iv) Programas de créditos productivos a la agricultura familiar y servicios complementarios; v) Creación de fondos de estabilización y seguros verdaderos para la agricultura a fin de estabilizar los precios en el largo plazo; vi) Registro único de productores agropecuarios para facilitar acceso a servicios y beneficios según tipos de productores y necesidades específicas.

CC – Modelo Económico

Se debe comenzar una nueva era productiva para producir más y mejores bienes y servicios, pero respetando la naturaleza. Se apostará a la diversificación productiva, a la industrialización de los servicios, al eslabonamiento de los sectores productivos y a una industrialización verde. Una economía sostenible no debe estar desvinculada del respeto al medio ambiente

CC – Política Exterior

Se buscará promover a Bolivia como un país de contactos, relacionamiento con nuestros vecinos, apertura de mercados, intercambio comercial, colaboración en desastres naturales, Apoyar al Grupo de Lima, CAN, MERCOSUR. Además, se buscará fortalecer la presencia en distintos organismos de cooperación.

CC – Medio Ambiente

Se buscará consolidar el Sistema Nacional/Plurinacional de Áreas Protegidas, incluyendo áreas del nivel central del Estado y de todas las entidades territoriales autónomas con participación y gestión de pueblos y comunidades indígenas y campesinas, así como poblaciones locales

CC – Corrupción

Junto a la ciudadanía, se creará una instancia colegiada, desconcentrada del poder central y autónoma en la toma de decisiones que promuevan un plan integral de transparencia y lucha contra la corrupción en todo el país.
Se creará un observatorio que proporcione a la ciudadanía informes de conocimiento y control sobre el proceso de gestión de obras públicas, contrataciones de servicios, contrataciones laborales y otros actos administrativos.
Se creará una plataforma de conformación plural que proporcione a la ciudadanía informes de conocimiento y control sobre el proceso de gestión de obras públicas, contrataciones de servicios, contrataciones laborales y otros actos administrativos.
El observatorio también recibirá denuncias de corrupción de la ciudadanía.
Se promoverán pactos de integridad tripartitos, que generen acuerdos de principios y procedimientos, entre instancias estatales contratantes, proponentes e instancias especializadas y creíbles de la sociedad civil (que se constituyan en vigilantes y testigos).

CC – Industria extractiva

Se elaborará una estrategia nacional para el sector minero y metalúrgico, en coordinación con todos los actores del sector, para una reorientación en función de la demanda global de minerales, las reservas y depósitos de los diferentes minerales que tiene el país y las posibilidades de industrialización en el mediano y largo plazo, estableciendo responsabilidades y derechos de todos los actores involucrados (gobierno, empresas, cooperativas, gobierno, sociedad).
Se quiere convertir Comibol en una corporación competitiva y eficiente a cargo de un equipo gerencial y técnico institucionalizado de alto nivel. Se realizará un censo sobre las cooperativas mineras, con el fin de diseñar políticas de apoyo técnico y gestión socio ambiental. Se avanzará progresivamente hacia una política de exportación minera con valor agregado gracias a tecnologías de punta más eficientes y con significativas reducciones de contaminación. Se incentivará la “minería responsable”. En la evaluación de los proyectos, se incluirán los costos socioambientales para evitar inversiones que nos dejen más pérdidas (pasivos socioambientales) que beneficios.
Se propone un programa de estudios de pre-inversión e inversión en la denominada “nueva” minería, o «minería responsable” que complementa la industria de los autos eléctricos y otros medios de transporte, priorizando proyectos de litio, cobre, cobalto, tierras raras, e insumos que son utilizados en la industria de la cadena de valor de las baterías Ion Litio. Se pondrán en marcha políticas para que las empresas mineras desarrollen sus procesos extractivos con responsabilidad social y minimizando los impactos negativos al medio ambiente; creando soluciones innovadoras que permitan disminuir el consumo de agua, energía y reduciendo emisiones contaminantes.
Se convocará a un pacto productivo para diseñar de modo conjunto (gobierno central, regional y local, empresas, sector privado y población) una Estrategia Nacional de la Industria del Litio, que oriente al país sobre el verdadero potencial de esta industria, industrializando este recurso con tecnologías apropiadas que agreguen valor y minimicen los impactos ambientales sobre el entorno.
En el caso de los hidrocarburos, se aplicarán incentivos, políticas y normativa relacionadas con la tecnología, la infraestructura, la educación y el control de la contaminación dirigidas a la sustitución adecuada de energéticos y a la promoción de la eficiencia energética en toda la cadena del sector de hidrocarburos y el consumo final de combustibles fósiles, principalmente por el transporte.
Se unificarán los ministerios de Hidrocarburos y Energía para responder a las necesidades de una estrategia energética coherente y orientada hacia la indispensable transición. Se crearán las condiciones para que el sector hidrocarburos pueda garantizar la autarquía nacional (cuando un Estado se abastece de sus propios productos) energética en el mediano plazo; preservar la generación de divisas y recursos fiscales en tanto se desarrollen otras fuentes; y mantener el acceso equitativo para los sectores sociales de menores recursos al consumo de combustibles.
En el marco del horizonte establecido por la transición energética, se desarrollará un régimen fiscal progresivo que considere las características técnicas y el tamaño de los reservorios, así como los niveles de precios sin afectar la contribución porcentual total percibida actualmente o mejorándola. También se transparentará la información y se evaluará la viabilidad técnica, financiera, económica y ambiental de los proyectos de industrialización de hidrocarburos para determinar lo que más le conviene al país.
Se participará, de manera eficiente y competitiva, en el mercado de gas de Brasil, negociando las mejores condiciones de venta de gas natural a Argentina y ampliando nuevos mercados con base a la oferta disponible y de acuerdo con los intereses nacionales.

CC – Inversion Pública

Se coordinará la inversión y gasto público con las gobernaciones y los gobiernos autónomos municipales, y se concentrará en: 1) el fortalecimiento del capital humano del país; 2) los proyectos de educación y salud y, 3) los proyectos productivos de apoyo a la diversificación productiva post extractivista.
Se generarán mecanismos para incorporar en toda obra pública, incluyendo aquellas que se encaran mediante licitaciones internacionales, participación nacional para generar empleo local y facilitar la transferencia tecnológica. Se eliminará el despilfarro en el gasto e inversión pública, a través de auditorías técnicas y financieras de todas las obras y proyectos suntuarios.

CC – Deportes

Las 37 federaciones deportivas existentes en el país formalizarán su estatus y podrán acceder a financiamiento estatal. Además, se apoyará a las federaciones, desde el Estado, en elaboración de Poas, protocolos de solicitudes de financiamiento estatal, guías para presentaciones de descargos y otros temas administrativos de rigor cuando se reciben recursos públicos.
Se actualizará la Ley N°2770, incorporando la recuperación del Consejo Superior del Deporte para garantizar una gestión más eficiente. Mediante la nueva norma se repondrán las Asambleas del deporte, retornando la democracia y participación nacional en estos estratos. Esta ley, a diferencia de la actual, protegerá a los atletas, entrenadores y periodistas deportivos.
Se impulsará la formación de dirigentes de distintas áreas del deporte como el marketing, organización deportiva, auditoría deportiva, gerencia deportiva, etc. En 1 año se capacitarán a 370 dirigentes y más de 1000 en una gestión de gobierno.
Se implementará una secretaría especial que descubra, guíe, trabaje y apoye a los jóvenes talentos en las disciplinas que cultiven, con énfasis en aquellas históricamente relegadas por el Estado. Además, se apoyará y reconocerá económicamente a los atletas de todas las disciplinas que tengan potencial competitivo internacional.